Si no le gusta el humo. no se meta a la cocina.